LA PSICOGÉNESIS

La psicogénesis o psicología genética es una corriente psicológica que fue concebida inicialmente por Jean Piaget y sus seguidores como una línea de investigación epistemológica de acuerdo a la cual el sujeto construye la realidad a través de sus estructuras internas, oponiéndose así a los postulados del conductismo.


Las aplicaciones educacionales derivadas en el
pedagógico, constituyen hoy en día un terreno controvertido en el ámbito educativo. Para la psicogénesis, el aprendizaje como adquisición no hereditaria en el intercambio con el medio es un fenómeno incomprensible sin su vinculación a la dinámica del desarrollo interno de manera tal que estructuras iniciales condicionan el aprendizaje. El aprendizaje provoca la modificación y transformación de las estructuras que al mismo tiempo, una vez modificadas, permiten la realización de nuevos aprendizajes de mayor riqueza y complejidad. En el centro de este proceso se encuentra la actividad de manera tal que el aprendizaje es tanto un factor como un producto del desarrollo. Los movimientos que explican todo proceso de construcción genética son: la , incluso forzada y deformada, de los objetos o conocimientos nuevos a las estructuras viejas, anteriormente construidas por el individuo; y la , reformulación y elaboración de estructuras nuevas como consecuencia de la incorporación precedente. Ambos movimientos constituyen la adaptación activa del individuo que actúa y reacciona para compensar las perturbaciones generadas en su equilibrio interno por la estimulación del ambiente. El conocimiento derivado de la concepción psicogenética no es nunca una mera copia figurativa de lo real, sino una elaboración subjetiva que desemboca en la adquisición de representaciones organizadas de lo real y en la formación de instrumentos formales de conocimiento.


CONCEPTOS CENTRALES DE LA PSICOGÉNESIS

La relación entre el sujeto y el objeto

El conocimiento es siempre el resultado de la acción transformadora .
El límite entre el sujeto y el objeto no está previamente determinado y además no es estable. El origen del conocimiento no radica en los objetos ni tampoco en el sujeto sino en las interacciones entre ambos.
El conocimiento está vinculado continuamente a acciones u operaciones, es decir transformaciones.
La consecuencia natural de tales intereacciones es la CONSTRUCCION .
El conocimiento objetivo, entonces, no se logra inmediatamente a través de un simple recuerdo de la información
exterior sino que se inicia con las intereacciones entre sujeto y objeto.
En este sentido,
Piaget distingue dos tipos de actividad:

- la coordinación de las acciones mismas.

- La introducción de relaciones entre objetos


El conocimiento objetivo está siempre subordinado a ciertas estructuras de acción .

Asimilación y acomodación

Jean
Piaget señala la inadecuación de la teoría de Estímulo-Respuesta a la formulación general de la conducta, puesto que considera que si bien el estímulo puede provocar una respuesta, esto sólo es posible si el organismo ha sido sensibilizado a dicho estímulo o posee la capacidad de reacción necesaria para hacerlo.
Por otra parte, y en esta línea, se distinguen los conceptos de asociación (propios del modelo Estímulo-Respuesta) del de asimilación, a saber:
Asociación: Supone un aislamiento artificial de una parte del proceso general definido por el equilibrio entre la asimilación y la acomodación. En este caso, el vínculo no tiene estabilidad intrínseca.

Asimilación: Ninguna conducta, aunque sea nueva para el individuo, constituye un comienzo absoluto. Siempre se INTEGRA a esquemas anteriores. En este caso, el vínculo posee continuidad.

Y finalmente, se agrega:

Acomodación: Se refiere a cualquier modificación dentro de un esquema asimilador o de una estructura, modificación que a su vez se causa por los elementos que se asimilan.

La adaptación cognitiva, se refiere así al equilibrio que se logra entre asimilación y acomodación